31/7/2009

Cazar al Jabalí de Erimanto

0

En la mitología griega, el jabalí de Erimanto era una criatura que causaba estragos en todo el contorno y que vivía en Erimanto, un monte de la Arcadia y la Élide (hoy se llama Olonos).



En el camino hacia Erimanto, Heracles hizo una parada para visitar a su amigo el centauro Fofo, quien en memoria de tiempos lejanos compartió con él su comida y su vino.

Pero los otros centauros, al oler el vino que estaba especialmente reservado para ellos se enfurecieron de tal manera que atacaron a Heracles, quien primero los rechazó y luego con sus flechas envenenadas mató a varios de ellos mientras los demás se retiraban.



Mientras Heracles enterraba a sus víctimas, su amigo Fofo sacó una de las flechas de Heracles y la examinó asombrado de que algo tan pequeño pudiese dar muerte a criaturas tan formidables, pero con tan mala suerte que la flecha se le cayó hiriéndolo en un pie y matándolo.

Heracles lo enterró al pie de la montaña que tomó su nombre. Retomando el trabajo que tenía que finalizar, Heracles encontró al jabalí y persiguiéndole durante varias horas, lo fue acorralando a una zona cubierta de nieve donde saltó sobre su lomo atándolo con cadenas después, llevándoselo a Micenas sobre sus hombros.



Cazar a esta enorme criatura fue el cuarto trabajo de los doce que Euristeo mandó realizar a Heracles.


Nota: este texto pertenece a la categoría "Héroes - Heracles y sus doce trabajos"


_:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::_

No Response to "Cazar al Jabalí de Erimanto"

Publicar un comentario en la entrada