11 feb. 2012

Introducción

0

En la cultura politeísta de los antiguos griegos, existieron muchísimos dioses y divinidades menores en los cuales creían, veían y escuchaban, a través de distintas manifestaciones de la naturaleza.


El estudio de estos fenómenos, luego con el tiempo, fueron clasificados en “ERAS” - La primitiva, la de los titanes, la de los Dioses olímpicos, y entre ellos, divinidades menores, inclusive los espíritus o daimones.


Los daimones, eran espíritus griegos, muy respetados y hasta temidos por los habitantes de la antigua Grecia. No se animaban a contrariarlos e interpretaban sus deseos, gracias a la interpretación de la pitonisa.


Se sabe poco de estos espíritus, aunque convivían en lo mas intimo de las sociedades griegas. Cada uno cumplía un rol de la vida mortal muy importante y era necesario conocerlos, ya que al momento de invocarlos para pedirles algo, debía ser exacto el pedido al espíritu indicado. Aquellos que los confundían eran castigados con desagradables desdichas e inclusive con la misma muerte, si el espíritu invocado no era del bien.

No Response to "Introducción"

Publicar un comentario